26 mayo 2014

Europeas 2014 (año 1 d.RTVV)


¿Qué sería de España si tuviera medios de comunicación libres? Esa es la principal pregunta que me hago y creo que habría que hacerse a la vista de los resultados de las elecciones al parlamento europeo celebradas ayer. Porque a pesar de que la única ventana (y si no la única, siempre la más grande) que la ciudadanía tiene para asomarse el mundo insista en enseñarles una realidad parcial, distorsionada y condicionada; muchas personas demostraron ayer que son capaces de darle la espalda. Imaginen lo que podría pasar si dispusiéramos de medios de comunicación que fomentaran el conocimiento y dieran voz a todas las opciones y alternativas sociales y políticas. Esa situación ideal, no obstante, dista mucho de ser la nuestra y los resultados así lo reflejan. Imagino que a estas alturas ya habrán leído múltiples análisis de los mismos, pero por si les interesa, aquí les dejo el mío de modo telegráfico.

La abstención es masiva, pero no gana
-Aunque aumentó ligeramente la participación respecto a 2009, ésta no alcanzó el 50%. Sin embargo no se puede hacer ninguna lectura de esto, pues la abstención suma a pasotas, descontentos, antisistema, disconformes con la Unión Europea y a los que les va bien con lo que digan los demás. Así pues, lo único computable es lo que dicen los votos. Y es lo que sigue.

Ganan los partidarios del austericidio, pero bajan
-Casi un 50% de los españoles han apostado por votar a PP y PSOE, las dos opciones políticas que han impulsado en Europa las políticas de austericidio. Si sumamos a los votantes de Coalición Por Europa (CiU, PNV y otros), los votos que respaldan seguir empobreciendo a la población para salvar los intereses de las grandes corporaciones fueron mayoría.
-Eso sí. Entre 2009 y 2014 PP y PSOE han perdido cinco millones de votantes (dos millones y medio cada uno, aproximadamente).
-La tercera opción más votada ha sido La Izquierda Plural (el grupo encabezado por Izquierda Unida, Iniciativa per Catalunya, Anova, etc.) que prácticamente ha triplicado sus resultados de 2009 (prácticamente con los mismos integrantes) reiterando su propuesta alternativa más social, contra la deuda ilegítima de la crisis y el austericidio.
-Y con un mensaje prácticamente similar en lo relativo a la crisis, Podemos fue ayer la cuarta fuerza política en número de votos (1.246.000, solo 300.000 menos que LIP). Ambas formaciones, que se integran en el mismo grupo en el Parlamento Europeo, han sumado más de 2.800.000 votos, todavía lejos de superar a PP o PSOE indivisualmente (y más colectivamente). Sin embargo, teniendo en cuenta que ambos partidos han sido silenciados mediáticamente (Podemos prácticamente de manera absoluta), el apoyo a estas opciones abiertamente alternativas al austericidio es muy significativa.

Podemos se aúpa sobre la casta
-Decía antes que Podemos irrumpió ayer como cuarta fuerza política con un mensaje contra el austericidio, pero lo cierto es que al menos dos tercios de su mensaje y el secreto de su éxito se basan en su enfrentamiento contra "la casta" (que existe, no se rían, y es un cáncer para España). También esto es un mensaje importante: más de 1.250.000 votantes dijeron ayer con su voto a Podemos que están hasta las narices de la casta, de la estafa del bipartidismo y de todo lo que huela a política rancia. Otras formaciones también dicen eso, pero Podemos fue esta vez, apoyada también por el ninguneo del sistema y el buen uso de los canales a los que tenían acceso, la formación que rentabilizó ese sentimiento.

La extrema derecha también triunfa en España
-PP, Ciudadanos y UPyD, los partidos españoles que contienen en sus programas medidas (y en sus filas, personas) abiertamente xenófobas y discriminatorias, obtuvieron conjuntamente más de cinco millones y medio de votos. Esto hace innecesarias otras formaciones exclusivistas del mensaje racista, pero no significa que en España no haya esa oferta: la hay y goza de un gran éxito.

Un millón y medio de españoles entregan su voto a ciegas
-El mensaje antiinmigración y el nacionalismo español son los únicos mensajes claros de UPyD y Ciudadanos, pero eso no ha sido óbice para que un millón y medio de españoles les hayan entregado el voto sin saber en qué grupo europeo se van a integrar y qué más defienden. La Alianza de Liberales y Demócratas Europeos ya dio la espalda en su día a la formación de Rosa Díez por "jacobina y centralista" y no ha abierto sus puertas aún a los integrantes de Ciudadanos, que tienen el mismo perfil, lo que podría condenar a sus cinco diputados a vagar por el parlamente europeo. Pese a ello, el respaldo mediático a ambas formaciones por parte de los medios del sistema, les ha brindado un importante resultado.

Fabra empieza a pagar por el cierre de RTVV
-Finalmente, solo una clave valenciana, que nos devuelve al apunte mediático inicial. Entre 2009 y 2014, el PP ha perdido en el País Valencià cerca de medio millón de votos; casi la mitad de los que tenía. Se podría decir que también se ha visto afectada por el hartazgo del bipartidismo (el PSOE perdió 325.000), aunque seguro que en el PP más de uno lo achaca al cierre de RTVV. Pero no porque los ciudadanos hayan castigado que no se retransmitan las fiestas de su pueblo, o ya no disfruten de media hora de fútbol y otros tantos minutos de información meteorológica por noticiario, sino porque el PP se ha quedado sin su principal herramienta de propaganda. Como para no darle importancia al problema que tenemos en el Estado con los medios de comunicación.

PD: De todo lo leído por ahí y sin desmerecer a nadie, les emplazo a leer el que me ha parecido el artículo más interesante: Las matemáticas de la izquierda, que firma el gran Isaac Rosa.



Publicar un comentario