17 abril 2013

Rita entre amigos


"¿De qué medio es usted? ¿De qué medio es?". La pregunta, con cierto tono de enfado, la lanzó hace unas horas Rita Barberá a la última persona que le había preguntado, en medio de un coro de periodistas tras un acto en Castellón; y la cosa quedaría en una anécdota —como de hecho está quedando— si no fuera porque no debería serlo.

Les amplío. La alcaldesa de València comparecía ante los medios de comunicación tras un acto en Castellón, por lo que desconocía a la mayoría de periodistas de la sala. Sin embargo, cuando uno de los asistentes le hizo una pregunta incisiva, Barberá, tras comenzar a responder con cierta incomodidad, se interrumpió para preguntar por el medio que le enviaba. ¿Por qué? Porque, pese a someterse regularmente a ruedas de prensa ante no menos de una decena de representantes de los "grandes medios", no está acostumbrada a que nadie le incomode, pese a que el día a día de una ciudad en caída libre aporte argumentos de sobra a para poner a la alcaldesa "perpetua" (lo de Barberá sí que es perpetuarse en el poder y no lo de Chávez) en un aprieto.

Esta persona lo hizo, aunque para desgracia del gremio, no pertenecía al mismo. "Soy del 15M de Castellón", respondió. Y Barberá se sonrió con su pírrica victoria, para después continuar presumiendo de superávit en sus cuentas. Servidor —e imagino que los colegas que siguen la actualidad municipal de València tampoco— no recuerda un año con las cuentas negativas, pero ha tenido que ser un particular el que le preguntara por la incongruencia de cómo, asegurando tener año tras año un balance contable positivo de su gestión, el ayuntamiento de València tiene una deuda de 975'7 millones de euros. Un misterio que seguirá siéndolo mientras los colegas no pregunten con las mismas ganas que el amigo del 15M, pero que a su vez ayuda a comprender porqué tantos valencianos viven ignorando la realidad que les rodea.

PS: Podéis escuchar la conversación (en el minuto 17 aproximadamente) en el siguiente archivo.

Publicar un comentario