30 septiembre 2012

El hito sanitario valenciano (próximamente en toda España)

Alberto Fabra junto al conseller valenciano de Sanidad, Luis Rosado, en un acto reciente.
Eclipsada por el eco de los porrazos del 25S, el humo del puro neoyorquino de Rajoy y los fantasiosos y duros presupuestos del estado propuestos para 2013, la noticia del cambio de modelo sanitario anunciado el pasado viernes por el gobierno valenciano ha sido peligrosamente pasado por alto por los medios de comunicación estatales. Y es injusto, porque el anuncio significó además un hito en la política española al que un servidor no ha podido encontrar precedente: que un gobernante reconociera públicamente su incapacidad para ejercer su función.

Porque eso y no otra cosa es lo que anunció en resumen el conseller Luis Rosado el viernes: que él y los suyos, pese a estar muy bien remunerados por ello, no son capaces de gestionar la sanidad valenciana

Publicar un comentario