02 julio 2012

La "falta de respeto" de Castellano


"Entrar en debates [sobre recortes en prevención de incendios] cuando están los dos fuegos en marcha me parece una falta de respeto a los ciudadanos". Así se manifestó el conseller de gobernación, Serafín Castellano, cuando fue entrevistado ayer en el informativo de mediodía en la Cadena Ser. En principio me quedé estupefacto. ¿Qué relación tiene dar explicaciones a los ciudadanos sobre las obligaciones que uno tiene y cómo las ha desempeñado con faltarles al respeto? Luego caí. Ha sido tan negligente la labor de Castellano durante los últimos años al frente de su consellería (donde apenas tiene otra competencia que la gestión de emergencias y seguridad ciudadana, con un papel destacado para la prevención y extinción de incendios), que el conseller considera un insulto a los ciudadanos no dar por hecho que presentará su dimisión inmediatamente se den por extinguidos los dos incendios que han varias comarcas valencianas durante los últimos días; una dimisión que, como es obvio, Alberto Fabra deberá aceptar. Todo lo demás sería una falta de respeto a los valencianos. Esperemos por el bien de todos que ambas cosas, la extinción primordialmente, y su posterior dimisión, se produzcan cuanto antes.

PD: A estas horas el incendio de Andilla "evoluciona favorablemente" según Castellano. Sólo a un político de su talla —entre sus hitos, como recordarán, está el de trocear contratos para adjudicarlos a dedo desde la administración a la empresa de un amigo—, se le ocurriría semejante frase para hablar de la situación de un incendio devastador. Durante todo el fin de semana, Castellano ha señalado la situación meteorológica como la causante de que los incendios no se hayan podido sofocar, y para el secretario general del PP valenciano la explicación reviste cierta lógica: en los últimos dos años la casualidad ha querido que la mayoría de incendios que han brotado en tierras valencianas coincidieran con lluvias inmediatas o brotaran en parajes con escasa vegetación. Los primeros en parajes boscosos y con el clima normal de verano, se han convertido en los infiernos que, tanto asociaciones ecologistas como desde los propios municipios y equipos de prevención, se preveían, tras años de recortes en brigadas y recursos. No obstante, empleando la misma lógica que aplica Castellano, su dimisión se hace más ineludible, ya que la irrupción de incendios y su eficaz extinción no dependen de su trabajo, sino del azar. A la calle ya.

PD2: Hay muchas más cosas que decir al respecto de estos incendios, sus orígenes y sus consecuencias, pero muchas ya están apuntadas en algunos medios (lamentablemente, algunos como ABC o Las Provincias se resisten a señalar a sus lectores la negligente gestión política que ha desembocado en esta tragedia). Al margen de ellas, les apunto dos artículos que me han gustado especialmente. Por un lado Hemos ardido por encima de nuestras posibilidades, que firma Paco López Berrio en Guionistas VLC. Por otro, Valencians "cremats", del compañero y amigo Joan Carles Girbés, con el deseo de que esta última afrenta sea la que despierte y anime definitivamente a los valencianos a echar de las administraciones autonómicas y locales a la panda de estafadores que nos ha llevado a la ruina económica y social en que vivimos. Ojalá fuera así.
Publicar un comentario