07 marzo 2011

Piratas


"Amigos de lo artísticamente ajeno, pónganse las pilas y denle mientras puedan al rapidshare, porque a lo de bajar películas, series y discos por la patilla le quedan cuatro días. Al menos de la manera más popular que hay en la actualidad, que es la de la descarga directa; porque uno ha asistido ya a varias reconversiones de la industria "piratil" desde que Napster irrumpió en el mercado, y está seguro de que los activistas de la "libre difusión" de la cultura encontrarán un nuevo camino para que los más listos de entre los necios se intercambien la discografía de Chayanne o Luis Miguel sin pasar por caja (con el daño que eso hace a la industria cultural y a la cultura en general)."
Así empieza Piratas, mi columna de hoy en l'Informatiu, que pueden leer completa siguiendo este enlace.
Publicar un comentario