09 septiembre 2010

Pinchada en un palo

"Permítanme que me disculpe de antemano por si a alguno le llega a molestar, pero para exponer gráficamente lo que hoy les cuento emplearé palabras que quizás les resulten malsonantes. lamentablemente, cuando escuché a Esteban González Pons mostrar ayer -en Los desayunos de TVE- el total apoyo del Partido Popular a que su candidato en Baleares configure unas listas a las autonómicas limpias de compañeros imputados judicialmente en casos de corrupción, para acto seguido añadir que esa medida no sería extrapolable a las listas del PP del resto de comunidades autónomas; en ese momento les digo, no me vino a la cabeza otro imagen que la de una mierda."
Es el principio de Pinchada en un palo, mi columna de hoy en l'Informatiu. En lo que sigue -que pueden leer aquí- trato de contenerme, aunque no sé si con mucho éxito.
Publicar un comentario