20 septiembre 2010

Para entonces ya estaremos muertos

"Entre todos la mataron y ella sola se murió. Este dicho popular vendría al pelo para determinar de quién es la culpa de que el cementerio de residuos nucleares que al gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero le ha tocado en suerte "sortear", recaiga en tierras valencianas (si es que finalmente, como ya avanzaron algunos medios de comunicación, es así). Ya saben, obligados por la circunstancias a construir un almacen sus residuos nucleares, el Estado puso en marcha hace unos meses una subasta, ofreciendo el cementerio y una suma de muchísimos millones de euros al pueblo que llegara a albergarlo. A lo largo y ancho de España se postularon a la misma una escasa decena de localidades, entre ellas la valenciana Zarra. Mientras duró la subasta todos los gobiernos autonómicos presentaron su disconformidad e informes desestimando la instalación en tiempo y forma; todos excepto el valenciano. Y ahora, como resulta que no se alegó, parece que el gobierno central lo ve como la opción más factible. No obstante, aunque el PP valenciano en el poder no mostrara su rechazo al cementerio nuclear y "olvidara" incluso remitir una proposición no de ley aprobada por las Corts en 2006 rechazando estos almacenes, cabe recordar que aquella proposición recibió el voto en contra del PSOE.

Con lo anterior quedan expuestas todas las cartas sobre la mesa; y de ellas cabe extraer que la postura de rechazo frontal al cementerio por parte de las autoridades valencianas del PP es absolutamente impostada; que el PSPV nunca se opuso -y la oposición de Alarte ahora y con la boca pequeña es también un brindis al sol-; que las únicas fuerzas políticas que se han opuesto en todo momento han sido Bloc, EU e Iniciativa-Verds; y que, y esto va al margen, de todas las opciones a las que puede colocar el muerto, para Zapatero -según sus cálculos- la valenciana es la electoralmente más rentable."

Sí, esto también es el principio de mi artículo -hoy larguito- del día en l'Informatiu. Para entonces ya estaremos muertos es su título y pueden leerlo completo pinchando aquí.
Publicar un comentario