06 septiembre 2010

Granada - València

"Granada. Agosto de 2010. En la ciudad cae un sol de justicia. Sin embargo, pese a su lejanía de la costa (que al parecer de muchos se trata del mayor imán del verano), la ciudad, en su centro histórico, bulle. Decenas de miles de turistas acuden al reclamo de la Alhambra, pero también al de un entramado histórico precioso y en excelentes condiciones. Sin basuras, sin solares, sin meadas. Impoluto. También tienen un moderno Museo de las Ciencias pero no van apenas turistas. Los hay en todos los lados. Pero por lo que también acuden, seguro, es por el reclamo de una hostelería buena y económica. Todo el mundo ha oído hablar de las tapas de Granada, de esa costumbre -que en geografías como la nuestra parece un mito- de que con cada caña a uno le ponen una tapa generosa; y que lo es cada vez más si se pide "una segunda", "una tercera" y las que caigan en el mismo local. Y es cierta. Sin embargo hay negocio para todos."
Es el principio de Granada - València, mi columna de hoy en l'Informatiu, que ya regresó a la actividad habitual el pasado lunes. Por si quieren pegarles -a la columna y al diario (que viene con novedades)- un vistazo.
Publicar un comentario