27 septiembre 2010

El Cabanyal de Barberá (y Peralta)

"A principios de la pasada semana el barrio del Cabanyal volvía a cobrar peso en las páginas de los diarios al salir a la luz pública la paralización reiterada de licencias por parte del Ayuntamiento que dirige con mano de hierro Rita Barberá, a los vecinos del barrio que quieren hacer obras de rehabilitación o reacondicionamiento en sus viviendas, o a los empresarios que desean construir inmuebles en solares de su propiedad. La alcaldesa siempre ha querido el barrio degradado para justificar su posterior derribo, y cada vez es más notorio y manifiesto para vecinos y extraños que es así. Asfixiados por el trato municipal, la Asociación de Comerciantes, Industriales y Profesionales del Marítim salió el pasado viernes junto a la Asociación de Vecinos del barrio a denunciar públicamente esta "política" de tierra quemada y pedir al Ayuntamiento su rectificación. Un gesto para nada baladí, ya que supone un giro de 180 grados por parte de una asociación -la de comerciantes- se había caracterizado hasta la fecha por el silencio o el apoyo a la destrucción de parte del barrio. Barberá se va quedando sola en su plan de destrucción.

Y seguramente por eso, para mitigar esa soledad y extender la culpabilidad de la degradación de la zona, ya el pasado jueves el concejal delegado de urbanismo del ayuntamiento, Jorge Bellver, señaló que parte de la degradación del barrio es responsabilidad de autoridades con carnet del PSOE. En concreto se refería al Delegado del Gobierno Ricardo Peralta, al que acusaba de tener abandonado el barrio "en temas de seguridad, que son su competencia". Y sinceramente, a Bellver razón no le faltaba."
Así empieza El Cabanyal de Barberá (y Peralta), mi columna de hoy en l'Informatiu, que pueden leer completa pinchando aquí.
Publicar un comentario