27 enero 2010

La Comunitat, cementerio nuclear

"No me digan que no lo han pensado. 6 millones de euros al año durante 70 años y 500 puestos de trabajo garantizados. Eso es lo que el Estado pretende pagar a la localidad que albergue el cementerio nuclear que España necesita construir para esconder los resididos que generan sus centrales nucleares. Y con semejante beneficio, ¿cómo es que la Generalitat Valenciana no se ha lanzado, no solo a ofrecer un pueblo, sino todo el subsuelo de la Comunitat? Porque no me dirán que es por su interés en la defensa del medio ambiente."
Con ese interrogante empieza La Comunitat, cementerio nuclear, mi columna de hoy en l'Informatiu. Un poco más de humor negro -tras una València palma que ayer no tuve tiempo de enlazarles- para mirar la actualidad después de unos días con la mala leche a flor de piel.

Por cierto, también hoy se publica la cita semanal en el diario con la columna de Rafa Ordoñez. Encuentra su espacio en deportes y me extrañaría que, ni a los que estos asuntos no acaben de estimularles, no les resulte interesante. Su columna de hoy, Su publicidad aquí, no tiene desperdicio.
Publicar un comentario