14 diciembre 2009

Ourense o Barcelona

"Hace un par de años fui a pasar las Navidades a Galicia, y nunca olvidaré mi llegada a Ourense, a las 10 y pico de la mañana del 25 de diciembre, entre otros motivos por una anécdota curiosa. Y es que, tras pasar un buen rato esperando sin éxito la llegada del autobús de línea junto a la estación, uno de los pocos vecinos que ya paseaba a esas horas se me acercó y me dijo: “disculpe, creo que hoy no habrá autobuses hasta pasadas las 12”. Mi sorpresa fue mayúscula, pero me reí para mis adentros, especialmente recordando la cantidad de veces que me he quejado del para mí deficiente transporte público valenciano."
Así empieza mi columna de hoy en l'Informatiu. Por si quieren asomarse.
Publicar un comentario