09 septiembre 2009

Vistazos - 9 septiembre

  • Se comenta en los círculos periodísticos valencianos la terrible posibilidad de perder, para diarios e informativos, uno de los recursos más habituales para que los plumillas rellenemos espacio: el de los rankings de calidad de servicios por comunidades autónomas. Y es que desde hace ya bastantes años resulta difícil encontrar un ranking en el que la Comunitat Valenciana figure, si no en la peor posición, sí entre las peores. Ayer fue el servicio de ITV, que privatizó Zaplana en 1998 para hacer cuadrar sus despilfarros y beneficiar algún interés privado, y que es en la Comunitat el más caro del país; pero el mes pasado y el anterior y el otro se lideraban la lista de aumento en número de parados; no hay año que no sea la valenciana la comunidad que peor -o la segunda peor- servicio sanitario público ofrece desde que éste se analiza... Así hasta el infinito. Y como ya saben, lo que sucede siempre -que la Comunitat sea el cero a la izquierda en prácticamente todos los indicadores- deja de ser noticia. Cuando la Comunitat figure por delante de modo positivo en alguna estadística, por favor, indíquennoslo. Aunque a los valencianos todo esto parezca darles igual, el gremio está intranquilo.
  • En Valencia hace hoy un sol de justicia y hay buen ambiente en las playas. Sin embargo el Ayuntamiento ha decidido que el verano ya ha acabado. Así lo indica el espacio de playa habilitado para discapacitados, que hoy, pese a haber ciudadanos que demandaban sus servicios, ya estaba siendo desmantelado. Seguro que decisiones como ésta -que de mantenerse supondrían un gasto ingente de presupuesto que impediría que en la ciudad se organizara cualquier sarao de medio pelo- dejan muy buena imagen en nuestros visitantes y benefician al turismo. Enhorabuena.
  • Hoy la afición granota celebra el centenario del Levante UD. Los estudiosos de estos menesteres dicen que son más, mientras algunos desfaenados -en los comentarios de la misma noticia- apuntan a que serían menos. Sea de una manera o de otra, el caso es que hoy los levantinistas tenemos una excusa sentimental e irracional para estar de fiesta, y tal como están las cosas no es para ir dejando pasar estas oportunidades. Así que a celebrar. Pels propers cent anys: Amunt Llevant!
Publicar un comentario