08 agosto 2009

Testigo en Ecuador

No es una huida, aunque recientes acontecimientos cercanos parezcan invitarnos a partir. Pero si lo fuera, pocos destinos se me antojarían tan interesantes como Ecuador, un país de esa Sudamérica donde, desde hace unos años, se ven los primeros resultados de una larga e ilusionada lucha de millones de ciudadanos por obtener libertades y derechos tras décadas de dictaduras y siglos de explotación.

Pero como les digo, no es una huida sino un magnífico regalo el que me llevará a partir del próximo viernes a tierras ecuatorianas. Y es que la ONG Acsud-Las Segovias, que entre sus muchos proyectos de ayuda al desarrollo a las comunidades indígenas de Ecuador y Guatemala mantiene un programa de Turismo Responsable en Ecuador junto a la Fundación Maquita, ha tenido a bien que sea yo quien disfrute del viaje de familiarización con la oferta turística de Maquita, que la oenegé ecuatoriana ha preparado para contribuir a difundir las bondades y la experiencia que supone conocer un país como Ecuador, y al tiempo hacerlo de la manera cercana, real y beneficiosa para la comunidad anfitriona, que supone el turismo solidario.

Así pues, gracias a Maquita y a Acsud, este que les escribe, que por un lado soñaba desde hace tiempo pisar tierras sudamericanas y conocer de primera mano la realidad de sus gentes; pero por otro -para que nos vamos a engañar- es un animal de ciudad occidental y conoce básicamente el modo más convencional de hacer turismo; partirá en unos días hacia Quito para vivir una experiencia que seguramente será reveladora.

Si todo va bien, de vez en cuando me irá asomando por aquí para contarles alguna de mis experiencias. No obstante, entre mis objetivos está poder relatar de un modo más amplio y periodístico lo que allí experimente a través de mis ojos, los de otros viajeros, nuestros anfitriones y los organizadores. Si trabajan en algún medio y creen que este contenido podría ser interesante para su audiencia, no dejen de comentármelo*. Al fin y al cabo, aunque los amigos de Acsud ya me han dicho que me relaje y que disfruté, estaré allí para contarlo. Es lo menos que puedo hacer.

*Mi correo electrónico es testigoaccidental[arroba]yahoo.es. Si me escriben dándome algunos detalles del medio y dejándome un modo de contacto les responderé lo más pronto posible. Muchas gracias.

FOTO: La imagen que ilustra esta entrada forma parte de una serie publicada en El País.com titulada Ecuador a fondo.
Publicar un comentario