09 julio 2009

Garoña


Hoy se cumple una semana del anuncio del aplazamiento -con excusas ridículas- del cierre de la central nuclear de Garoña hasta 2013 y prácticamente ya no se habla del tema. Como antes de la polémica* y hasta que sea desmantelada, la central seguirá siendo una amenaza silenciosa, pero igual de mortal. No dejemos pasar la oportunidad de mostrar nuestro rechazo ahora que todavía estamos a tiempo.

*La polémica se tiñó de tintes electoralistas y retrató a los políticos y medios de comunicación que ponen por delante ciertos intereses a la vida y la salud de las generaciones futuras (casualmente, lo que son las cosas, suelen ser los mismos políticos y medios que se obsesionan con la "vitalidad" de los cigotos, los que más muestran un claro desinterés porque los futuros humanos vivan en un mundo saludable). Cabría tenerlo en cuenta.

PD: El cartel, excelente, es obra de Ahmet Erdogan para el proyecto Power to the poster. La traducción al castellano del texto en inglés vendría a ser: "Ruleta rusa. Las necesidades inagotables del ser humano nos mueven a la incertidumbre. ¿Hemos de correr ese riesgo? Ahora, es tu turno."
Publicar un comentario