03 julio 2009

Como el 3 de cada mes (hoy un poco más acompañados)


Hoy, los familiares de las 43 víctimas y los 47 heridos del accidente del metro de Ferrocarrils de la Generalitat, se han reunido a las puertas de la catedral de Valencia para honrar a los fallecidos y recordar lo sucedido antes, durante y después del terrible suceso. Hoy, cuando se cumplen tres años de la tragedia, un poco más acompañados (aunque no lo suficiente, por desgracia para la honorabilidad de los valencianos que tuvimos la enorme suerte de no viajar en aquel mortal convoy).

El que sigue es uno de los comunicados, el de Rosa Garrote, leídos en la concentración de esta tarde (copiado de aquí):

Otro año más esperando respuestas. Otro año más con este vacío en el alma que no conseguimos llenar.

El 3 de Julio de 2006, en el accidente del metro, murió mi hermana. Era una buena persona, y a mí me reconfortó mucho ver cuánta gente acudió a su entierro con palabras de ánimo para la familia, así como la gente que en los meses posteriores, me paraba por la calle para decirme cuánto sentían su pérdida. Y lo mismo sucedía con la mayoría de víctimas del accidente. Porque aunque suene a tópico, los fallecidos en el accidente de metro eran buenas personas; y por eso, a sus familiares y amigos nos cuesta tanto aceptar esta soledad. 43 fallecidos en el accidente a los que lloran y echan de menos sus familiares y amigos, hasta conocidos. Porque el que ha perdido a una persona importante en su vida, siente dolor.

Y los culpables de sus muertes, deberían sentir también ese dolor, porque es humano lamentar que tus errores, aunque sin intención, ocasionen la muerte a 43 personas. Pero no, los dirigentes de FGV no lamentan haber fallado en la seguridad de la Línea 1, porque no lo reconocen. Y el Presidente de FGV y Conseller de la Generalitat Valenciana, García Antón, insiste en que el metro era seguro. Entonces, ¿qué falló? ¿Cómo pudo ocurrir un accidente tan brutal como para que murieran 43 personas? ¿Por qué confían la seguridad de los viajeros de la Línea 1 sólo al conductor, y en el resto de líneas sí que programan las balizas para frenar al convoy y que no pueda descarrilar? ¿De verdad tienen la conciencia tranquila? ¿No les pesa la muerte de 43 personas? Tanto apego tienen a sus cargos que ni la responsabilidad en la muerte de 43 personas les hace dimitir, mostrando así, su nula calidad humana. Y aunque del juicio de los hombres podrán escapar, cuando les llegue la hora del Juicio Final, y no puedan acogerse al secreto de sumario, cuando ya no necesiten trajes, ni puedan prometer puestos de trabajo a cambio, ¿cuál será el veredicto?

Si su muerte no acarrea votos ¿A quién le importará? Si no hay interés político ¿Quién lamentará su perdida? A nuestros políticos, más interesados en los grandes eventos que les aporten fama mundial, que en los problemas del ciudadano de a ¿Quién los llorará?
Pau Alabajos, junto a un cuarteto de cuerda, interpretó su magnífica Línia 1 (escúchenla y no pierdan detalle de su letra).



Para tener completa información de la situación actual de los familiares de las víctimas y heridos en la tragedia, del trato que han recibido por parte de las distintas instituciones y la situación jurídica en que se encuentra el suceso, no dejen de consultar el blog de la Asociación de Víctimas Metro 3 de Julio.

PS: Así ha recogido -hoy 4 de julio- la prensa valenciana* la jornada de ayer:

"No tienen ni idea de qué día es hoy" (El País)
Camps no tiene previsto recibir a los familiares de las víctimas (El País)
'No pararemos hasta que se sepa la verdad' (Levante-EMV)
La impotencia viaja en metro (Las Provincias)
Los familiares de las víctimas reclaman más medidas de seguridad para la Línea 1 (El Mundo)

*La española ya ha olvidado la catástrofe y cómo el gobierno de Camps se quitó de encima la responsabilidad.
Publicar un comentario