24 junio 2009

¿Santiago comunista?

Regresaba esta tarde a casa de hacer mis labores cuando me encuentro en la Cadena Ser a Santiago Carrillo abordando el desbarajuste protagonizado ayer por el PSOE en las Cortes al negarse a votar una medida progresista cuyo apoyo había anunciado. Lo hacía en lo que la emisora llama "terulia de sabios", y que contaba con la presencia hoy como invitado de Gaspar Llamazares. Al recordar la presentadora lo sucedido, el diputado saliente de IU se ha mostrado comedido, incluso demasiado conciliador respecto a la incoherencia estética manifestada ayer por los "socialistas", y ha sido entonces cuando por dos ocasiones le ha interpelado Carrillo por el trasfondo de lo sucedido. "¿Estará Carrillo tratando de que Llamazares llame por su nombre a los socialistas?" pensé por un momento. Pero, ingenuo de mí, el viejo ex dirigente del PC, ante el reiterado silencio de Llamazares, se lanzó a acusar a IU-IPC y ERC de responsables de que la moción no hubiese salido adelante por no haber transigido con los deseos -excusas- del PSOE de que votaran a su favor en la aprobación de los presupuestos. Pero la cosa no acabó ahí; a Carrillo le sobró tiempo para lanzar una arenga y tratar de convencernos de que tenemos que perdonar estos deslices al gobierno en minoría de Zapatero, porque que el PSOE abandonara el poder sí que sería "una desgracia para la izquierda".

Claro, que gobiernen los socialistas y no tomen ni una medida progresista -y carguen de impuestos indirectos a todos los ciudadanos- no es un problema, una desgracia para la izquierda española. ¿Para qué queremos entonces al PSOE en el poder si gobiernan como la derecha? ¿Para lucir más progres? Desde luego a uno le extraña cada vez menos la escasa simpatía que profesan por Carrillo sus antiguos compañeros de formación. Claro, luego le graban un documental y lo titulan Santiago, comunista*. Obviamente, si al Carrillo actual se le tilda de comunista, el PSOE de Zapatero cabría considerarlo incluso de marxista-leninista. Lo que hay que oír.

*Se estrena en La2 de TVE este viernes 26 de junio a las 21:50 horas.
PD: SI quieren flipar como yo, por unos días podrán escuchar la tertulia siguiendo este enlace.
Publicar un comentario