12 junio 2009

La regla de tres

Los partidos de derechas reducen la carga fiscal a los que más tienen y la reparten entre todos. Los partidos de izquierdas, en cambio, aumentan los impuestos gradualmente para que paguen más los que más tienen y menos los más desfavorecidos. El gobierno español, en manos del PSOE, ha eliminado el Impuesto sobre Patrimonio (dejando de recaudar anualmente unos 1.000 millones de euros) que afectaba exclusivamente a los más poderosos (alrededor de 1 millón de españoles), y ahora, cuando el Estado necesita recaudar más, aumenta los impuestos indirectos en hidrocarburos (la gasolina, vaya) y tabaco que afectan por igual a todos, aunque obviamente son los más desfavorecidos los que más lo notan. Por lo tanto, cabe deducir sin margen a error que el PSOE es un partido económicamente de derechas.

PD: Que el Consejo de Ministros lo apruebe hoy y no el pasado viernes es señal de que el PSOE nos trata como a tontos, pero no nos cree tan tontos para anunciarlo antes de unas elecciones. ¿A alguien le sirve de consuelo?
Publicar un comentario