25 junio 2009

Fracasos (y despilfarros) de altos vuelos

“La conexión entre Valencia y Nueva York es la demostración de que el camino emprendido era el camino correcto y que tenemos que continuar trabajando en esta misma dirección y en esta misma línea" decía Francisco Camps el pasado 19 de enero en la presentación del enlace directo entre la capital valenciana y la ciudad estadounidense. Hoy, medio año después y apenas tres semanas después del estreno de la ruta, la dirección de la aerolínea ya baraja su suspensión temporal en octubre. La media de ocupación de los vuelos no alcanza el 50% (van medio vacíos) y el 80% de sus usuarios son valencianos. Vamos, que en todo caso, la conexión VLC-NY constataría, parafraseando al president, que el camino emprendido por su gobierno en materia de turismo es el erróneo y debería de una vez cambiar de línea. Él no lo ha reconocido, explícitamente pero sí con sus acciones. Si no convencemos a los estadounidenses, convenceremos a lo más calorro y rancio de nuestro país: la Conselleria de Turisme acaba de desembolsar 700.000 euros para promocionar la Comunitat en Operación Triunfo. Estamos salvados.
Publicar un comentario