23 junio 2009

Aleluya



¿No lo oyen? Sí, es como un zumbido creciente de fondo, pero no es desagradable. Se trata del coro de voces al que se van sumando cada vez más ciudadanos a medida de que se enteran de que por fin el gobierno planea tomar medidas para que parte de la crisis actual la paguen los que más tienen. No entrarán en vigor con carácter inmediato, pero de aprobarse -cuentan ya con el apoyo nada casual de IU-IPC y ERC en el Congreso, mientras el resto de formaciones guardan un silencio tampoco casual- corregirían en parte algunos de los muchos defectos de la política fiscal española, caracterizada por favorecer sin excesivo miramiento a las economías más (excesivamente) boyantes. Llegan así -he de reconocer que yo mismo ya había perdido por completo toda esperanza- las primeras medidas económicas del gobierno Zapatero teñidas de un tono socialista, a pesar de que la situación de grave crisis que padecemos es especialmente propicia para atajar los desmanes del mal llamado liberalismo actual. ¿Corregirán la imagen derechista que se granjeó recientemente el ejecutivo de Zapatero al subir los impuestos indirectos? Será difícil. Pero que no tema, le queda mucho margen para tomar medidas socialistas que le reconcilien con el electorado sin que -salvo algunos ricachones y sus voceros paniaguados- nadie pueda tacharle siquiera de "rojete". Pero eso llegará. Hoy celebremos la feliz decisión.

PD: Tengo especial interés por ver qué posición adopta el PP respecto a este anuncio. El corazón les pedirá, obviamente, oponerse, pero la cabeza -si piensa electoralmente- les dirá que la apoyen. Lo contrario sería mostrar abiertamente para quién van a gobernar de llegar al poder. Habrá que estar muy atento.

ACTUALIZACIóN: Este post, por desgracia, tiene segunda parte.
Publicar un comentario