11 mayo 2009

Pasión equina


Ha sido, una vez más, el acabose. Todo el mundo ha puesto su mirada este fin de semana en Valencia para ver la disputa en la ciudad de una de las pruebas del Global Champions Tour. ¿Cómo? Que sí, dona, la prueba de hípica "más importante del mundo", en la que participan los desfaenados descendientes de la nobleza de aquí y allá. Los que salen en el Diez Minutos. ¡Ah! Lo han retransmitido para todo el mundo en Punt 2, con sonido dual: un comentarista en valenciano y dos en castellano, que por lo visto no había por aquí nadie que entendiera del asunto y hablara la lengua autóctona. Nobleza y valenciano, desde tiempos del generalísimo, han estado muy reñidos, ya sabes. Ha sido tanto el éxito, que se rumorea* que la audiencia superó el 1'5% de share que tuvo la Copa América en el mismo canal. Pero eso sí, lo bonito fue verlo en vivo. Multitud de valencianos se acercaron a verlo por fuera, mientras dentro pasaron unas 12.000 personas a lo largo de los tres días**. Como los que van a un Levante-Osasuna en primera; pero más fino, claro. ¡Ah! Y al final abrieron las puertas para que también entrara el populacho y hacer una foto de mogollón. Un exitazo. Ha sido tan, tan espectacular, que, como lo de la carrera de coches de este verano está yendo tan mal de ventas, los del PP están pensando en empezar a hablar de la prueba como la "Global Champions Tour de los cochecitos", a ver si le dan más empaque y la gente pica. Si es que la gente se traga cualquier cosa.

*A estas horas las páginas que informan de estas cosas aún no disponen de los datos de Punt2, aunque sí de Canal 9. Qué extraño, ¿no?
**Según datos de la organización.
La foto la firma Damián Torres en Las Provincias.

Publicar un comentario