24 mayo 2009

Cinco años

Va a querer el destino que, por un par de días, el partido que decidirá si el Valencia CF disputa la Copa de la UEFA el próximo año o ni siquiera eso, no coincida con el quinto aniversario del día en que se fraguó la operación por la que Francisco Camps, desde la Generalitat Valenciana y con el fin de sacar beneficio político, ejercería un estrecho control sobre el club a través de Juan Bautista Soler y extendida hasta nuestros días a través de otros personajes ligados al Partido Popular como Jesús Wolstein (ex director de Radio 9) o Fernado Gómez Colomer (ex director general de deportes del Consell). Esteban González Pons y Rafael Blasco mediaron para que Paco Roig vendiera sus acciones al que debería ser el pelele de Camps, y Soler se lo reconoció públicamente al president en su presentación oficial, en la primera instrumentalización del club -vendrían muchas más- a favor del PP valenciano del último lustro: "Ha sido una intervención decisiva y se lo agradecemos". Aquel 4 de junio de 2004 el valencianismo celebraba un doblete histórico -que se coronaría poco después con un tercer trofeo- que llegaba tras un lustro de éxitos. Este 4 de junio, en cambio, los aficionados valencianistas ya sabrán el resultado de una jornada final de temporada que habrá decidido si su equipo participa el año que viene en una competición menor o no, a sabiendas de que de un modo un otro sus estrellas deberán partir para poder sufragar la debacle económica en que se encuentra su equipo, con un nuevo estadio congelado en sus cimientos y la caja vacía pese a las numerosas recalificaciones y pelotazos. De todo esto no se habló mientras la pelotita entraba, pero ahora, cuando no ha entrado, ¿se hablará de ello hasta el fondo? Bueno, es fútbol, al fin y al cabo no tiene importancia.

10 de noviembre de 2006: eran días de vino y rosas, aunque ya no en lo deportivo, para el Valencia CF, que se dejaba utilizar como otro 'gran evento' de Camps y Rita, aunque por entonces sus aficionados no sabían que correría la misma suerte de los otros proyectos tocados por la mano del President.

Publicar un comentario