16 mayo 2009

Bulldozer Barberá

Ayer, en un muro de Valencia.

Lustros de reivindicaciones costó a los vecinos del Cabanyal obtener un parque en un descampado municipal del barrio. Finalmente, en las semanas previas a las pasadas elecciones, Rita Barberá (16 años entonces en el cargo) inauguraba finalmente un parque infantil, construido lo suficientemente rápido como para cuestionarse el por qué de tanta demora. Se agradeció, aunque constituyera la excepción en el trato de la alcaldesa con el barrio, que se ha degradado a pasos agigantados durante su mandato especialmente en una zona que quiere derribar. Concretamente en ella, hace unos meses la alcaldesa derribó un edificio histórico que los vecinos deseaban que se rehabilitara para construir el "centro de día" para mayores que necesita la zona. "Ahí está programada una zona verde" alegó el consistorio, pasando los bulldozers por encima de las protestas vecinales defendiendo este patrimonio arquitectónico. Ahora, meses después, la alcaldesa ordena derruir el parque que inauguró antes de las últimas elecciones para construir sobre él el centro de día. Rita Barberá en todo su explendor.
Publicar un comentario