06 abril 2009

Dos comentarios

  • La pasada semana prácticamente me despedía con el que parecía un atraco consumado. Sin embargo, rizando el rizo, el paripé organizado por Ayuntamiento de Valencia y Generalitat a propósito de unas nuevas carreritas de veleros en el puerto de la ciudad, no fue sino un ridículo acto propagandístico que quedó anulado prácticamente 24 horas después. Los detalles de todo el despropósito los relata con detalle hoy la edición valenciana de El País. Yo me abstengo. Sólo apuntaré que en medio del tinglado, me llamó la atención que nadie del PSOE -local, autonómico y nacional, que vienen a ser lo mismo- se pronunció señalando bien a las claras que la Copa América, por la escasa repercusión que ya han demostrado, es un vehículo publicitario nefasto para la ciudad. Sobreentiendo que tienen el mismo concepto sobre la inteligencia del electorado valenciano que sus colegas del PP.
  • Al margen de la aclaración anterior, que creo necesaria para que no se queden con la mitad de la estampa actual sobre el desaguisado de los "pequeños eventos" valencianos, aprovecho la entrada para hacer un poco de corporativismo. Por un lado les cuento que el pasado viernes se estrenó en el MUVIM la nueva muestra Fragments d'un any, que organiza la Unió de Periodistes, y que recoge cerca de setenta fotografías tomadas el pasado 2008 por reporteros gráficos valencianos. Este año, además, se puede ver en internet (de donde, como Javier Alfonso, tomo mi favorita que ilustra este punto). Por otro lado, y aunque sea un poco precipitado, les aviso que esta tarde, en el Aula Magna de la Nau de la Universitat de València, se estrena el documental Parlem del 3 d'abril, obra del compañero de la Unió Eduard Torres, y que trata de recuperar la memoria de las primeras elecciones municipales de la actual democracia, de las que ahora se celebra el trigésimo aniversario. Por ahí andaremos.


Publicar un comentario