03 marzo 2009

Las comparaciones son odiosas (y deberían sonrojar a más de uno)

Publicar un comentario