04 marzo 2009

¿Dónde están los defensores de la libertad?

Llevo ya un buen rato buscando en la prensa, en periódicos de distinto pelaje, un artículo en ese sentido, pero no he encontrado uno solo. Me refiero a la típica columna que haga referencia y ponga en entredicho la buena relación que demostró ayer nuestro gobierno para con la máxima representación institucional de un país con un déficit democrático tan notable como Rusia. De todos son conocidos -y si no deberían serlo- detalles como que las elecciones rusas no cumplen las garantías democráticas internacionales y sus gobernantes entorpecen sistemáticamente desde hace años al control de las entidades encargadas de velar por la limpieza en los comicios; por no hablar de la asfixia estatal a derechos tan básicos como la libertad de expresión, que encuentra su máxima expresión en los asesinatos de periodistas y personajes críticos con las políticas gubernamentales, que se suelen zanjar con investigaciones "incapaces" de encontrar culpables (como sucedió recientemente con la que se suponía que buscaba a los asesinos de Anna Politkovskaya).

Sorprendentemente, parece que ningún periodista se acordó ayer de lo que pasan sus colegas rusos, y que los opinantes siempre prestos a poner en tela de juicio cualquier movimiento de gobernantes incómodos como Hugo Chávez, tenían el día libre, pues no me cabe ninguna duda de que habrían salido a afear la actitud demasiado cordial del presidente del gobierno y nuestro monarca para con Dimitri Medvédev. Si no, no se explica.

FOTO: La Razón.

Publicar un comentario