24 febrero 2009

Martí y sus compañeros son declarados inocentes

Por si se quedaron intrigados tras lo que comenté en el post Vicent Martí somos todos, les comunico que el agricultor y el resto de defensores de la huerta de Alboraya acusados de causar desordenes públicos en un pleno del Ayuntamiento de esta localidad lindante con Valencia, han sido absueltos de los cargos de que se les acusaba. Lamentablemente para los habitantes de Alboraya, a pesar de que la imagen de estos defensores de su huerta haya quedado intacta, las costas de esta amenaza en forma de acusación y juicio, con ánimo de amedrentar a cualquiera que ose discrepar con el consistorio, no las pagará -seguramente, a ver si me desmienten- el alcalde o su equipo de sus respectivos bolsillos, sino que correrán a cargo de las arcas públicas, cuyos fondos los vecinos seguramente desearían que se destinaran a otros menesteres de mayor utilidad.
Publicar un comentario