16 febrero 2009

Impresiones

Quizás sea una impresión personal errónea, ¿pero no tienen la sensación de que a la inmensa mayoría de los medios de comunicación españoles les parece más terrible que Hugo Chávez haya vencido su referendum (por el que se reformará la constitución venezolana para que pueda optar la reelección tantas veces como Zapatero en España o Sarkozy en Francia, nada más y nada menos), que el hecho de que, tras las elecciones de la pasada semana, el futuro gobierno de Israel -un país con armas nucleares y que acaba de "salir" de una "guerra" ilegal que ha generado más de un millar de muertos civiles- pueda estar en manos de un partido de ultraderecha*? Es para hacérselo mirar.

*Independientemente de que, finalmente, se alíen en un futuro gobierno las dos fuerzas políticas no denominadas de extrema derecha (aunque algunas de sus tendencias se empeñen en desmentirlas), el auge de esta tendencia xenófoba y radical en Israel, debería ser un asunto de prioridad absoluta en la agenda internacional.

Publicar un comentario