27 enero 2009

Yo tampoco lo sabía

Gracias al eco del crimen que se hace Manuel Ortiz en su blog (pasen y lean), me entero de un nuevo asesinato político en la Rusia de Putin. Las víctimas, en esta ocasión, otra periodista y un abogado destacado por su lucha por los derechos civiles en Rusia. La noticia, pese a su gravedad, no ha tenido apenas repercusión en la prensa española. Seguramente, los cada vez más habituales asesinatos de periodistas y personalidades críticas con el gobierno ruso, no encajen lo suficientemente bien con la amistosa relación que une nuestro país con la ahora potencia capitalista oriental. ¿Han escuchado a alguno de nuestros políticos hacer alguno de sus habituales gestos de condena? Qué más dará que se "ajusticie" con la complicidad del estado ruso a todas las voces críticas que se atreven a discrepar en el país. Ahora nos compran jamones.

En la foto (de AP) vemos el cadáver del abogado Stanislav Markelov como en su día vimos el de la periodista Politkóvskaya, muerto en la calle abatido por los balazos de algún sicario cuyo cliente último jamás pagará por el crimen.

Publicar un comentario