22 enero 2009

Vicent Martí somos todos

Bueno, eso sería maravilloso, que todos tuviéramos la entrega de este agricultor valenciano que en mayo de 2006 recibía un premio del Ministerio de Agricultura al mejor agricultor ecológico del país. Su único fallo, al parecer, es amar la tierra, la huerta valenciana en la que trabaja de modo tradicional y que está en vías de extinción por la depredación que están ejerciendo sobre ella otros que también se dicen valencianos, aunque eso no les impida llevarse por delante todas sus raíces. Vicent Martí es un símbolo, tanto de un modo de entender la agricultura, como del amor y defensa de l'Horta. Por eso, mañana por la mañana, la misma justicia valenciana que no encuentra un hueco para llevar ante los tribunales a Carlos Fabra, escuchará la petición de condenar a Vicent Martí, junto a otros cuatro integrantes de la asociación Per l'Horta, a pagar más de 6.000 € al Ayuntamiento de Alboraya por manifestar su desacuerdo con la intención de eliminar de la huerta de la localidad -de la poca que queda junto a la ciudad de València- con una pancarta en un pleno*. Es en eso en lo que Vicent martí somos todos. Si mañana le condenan a él y a sus compañeros, la libertad de expresión se habrá coartado un poco más en la Comunitat Valenciana, y la justicia habrá tocado fondo.

*Mañana habrá una concentración de apoyo a los encausados a las 10:30 horas frente a la Ciudad de la Justicia de València. Si quieren saber más detalles del caso pueden leer el comunicado que recoge en su blog La Roca de Benet.

Esta es la huerta que defienden Vicent Martí y los suyos. La espectacular foto es de Rafa Sanchis Albelda y podéis verla, comentada por él, en esta página de Flickr.

Publicar un comentario