21 enero 2009

Los periodistas valencianos se plantan

Podía haber sucedido ayer, anteayer, el mes pasado o hace un año. Pero finalmente ha sido hoy cuando algunos periodistas valencianos, se han plantado y han manifestado espontáneamente su rechazo ante el recorte de la libertad de prensa e información que el gobierno autonómico valenciano que preside Francisco Camps lleva a cabo desde hace años.

El detonante, según informa una nota de la Unió de Periodistes Valencians (a la que invito a que se sumen todos los periodistas valencianos que aún no forman parte de ella), se ha producido en la visita del presidente autonómico esta mañana a la factoría Ford de Almussafes, que la empresa automovilística -unilateralmente, inducida o con el consentimiento del Consell- sólo ha permitido seguir al equipo de Canal 9. Según apunta la nota, "los fotógrafos y los equipos de televisión presentes en el act oficial han optado por no grabar ni fotografiar la comitiva ante esa situación de desprecio a los profesionales. Los redactores, por su parte, ante el anuncio de que nadie de los que iban a hablar en el acto oficial –Camps, el presidente de Ford España, Manuel Machado y el jefe de producción de la factoría, Antonio Adés- aceptarían contestar a preguntas de los periodistas, han optado per no entrar al acto".

Desde aquí sólo me cabe felicitar a los compañeros por su actitud y desear que mañana los medios de comunicación escritos (y también la radio y la televisión en sus espacios informativos) sean tan valerosos y respetuosos con sus empleados como para dar a su gesto, frente al desprecio de Francisco Camps a los ciudadanos, la importancia que merece.

PD: Cabe señalar que parte del oscurantismo que Camps pretende verter sobre la actual situación de la factoría automovilística y la de sus empleados, se deba a la actitud al respecto que ha manifestado durante los últimos meses, pues como recordaba esta mañana el portavoz de UGT en la planta, Gonzalo Pino, "mientras otras autonomías han trasladado sus reclamaciones al Gobierno central y han mantenido una reunión para tratar sobre la situación de la industria de la automoción, el único gobierno que no iba a asistir era el de la Comunidad Valenciana, y al final asistió por vergüenza".

Publicar un comentario