06 diciembre 2008

Tontos de los cojones

A día de hoy es imposible que no se hayan enterado de la metedura de pata del alcalde socialista de Leganés, Pedro Castro, al preguntarse en un parlamento público, "por qué hay tanto tonto de los cojones que vota a la derecha". La expresión es de por sí poco afortunada -por lo que les pido disculpas por reproducirla en este texto- y debería ser intolerable en boca de un representante del pueblo sólo por el desprecio que supone a los votantes, que somos todos (aunque igualmente criticable había sido por más fino que hibiera sido la forma de manifestarlo).

Sin embargo, lo que resulta paradójico es que los principales ofendidos sean las principales figuras visibles (no todas) del Partido Popular. Si los populares hubieran respondido preguntándose, por ejemplo, que "por qué hay tanto tonto del culo que cree todavía que el PSOE es un partido de izquierda" (con titulares como el que hoy brinda José Bono a El Mundo la duda, al margen de la ofensa, no carecería de fundamento), su reacción no habría sorprendido a nadie. Pero que un partido que cuenta entre sus miembros ejemplares a sujetos que acostumbran a llamar "hijo de puta" a los miembros de la oposición, cuando no bromean con sacarse la titola para mear en las sedes rivales, o tildan de "radical" a todo aquel que simplemente discrepa de sus políticas; que un partido así, digo, se muestre ofendido porque un rival se las gaste igual que algunos de los suyos, es tratar a sus votantes -aunque sean "de centro"- como necios incapaces de darse cuenta de su hipocresia (dando por tanto un argumento a Castro, a pesar de que ha pedido perdón, a seguir en sus trece).

Así pues, soportado el alud de insultos, a la ciudadanía sólo le quedan dos opciones: sentirse ofendido y a la próxima oportunidad que tenga, manifestar en las urnas su desprecio a estas actitudes no votando a quien las emita o tolere en sus partidos; o hacer como que no ha pasado nada, exponiéndose, como es lógico, a tener que escuchar lo que estos sujetos piensan de un electorado que sigue votándoles a pesar de los pesares.

PD: Es curioso ver la primera respuesta que da Google a la búsqueda de "tonto de los cojones." Aquí está la prueba.

FOTO: EP

Publicar un comentario