03 noviembre 2008

Pagamos, luego no seducimos

Se lo juro, esto iba a ser un post de reconocimiento, de orgullo porque por fin algo sale bien y empiezan a cambiar las cosas. Pero lamentablemente, de nuevo no es así. Veamos, que creo que les estoy liando. Hace poco más de una semana se anunció que el estreno en España de la nueva película de James Bond tendría lugar este jueves en Valencia, concretamente en el Palau de les Arts. No se trataba de un estreno mundial ni europeo, sino del estreno del film para el mercado español (como los que semana sí, semana también, se producen en la Gran Vía madrileña). No obstante era un paso; se anunciaba que la productora prefería realizar el estreno en el marco de la Ciutat de les Arts, y eso suponía, al parecer, el primer gran evento publicitario de una mínima trascendencia que utilizaría este emplazamiento sin que nos costara nada a los valencianos (como sucedió con la presentación del equipo McLaren de Fórmula 1, por el que pagamos más de un millón de euros), sino al contrario, generando algún beneficio, ya que esos espacios están en alquiler.

No obstante, a finales de la pasada semana la verdad salió a la luz, y nos enteramos de que de nuevo Ayuntamiento y Generalitat iban a pagar -100.000 €- para que el acto publicitario tuviera lugar aquí. Así pues, no se puede decir -como algunos han titulado- que "Valencia seduce a James Bond", al igual que no consideraríamos que el cliente de una mujer "de mal vivir" la ha seducido cuando ésta ha ido con él porque le ha pagado por sus servicios. Lo cierto es que las autoridades valencianas son las que de nuevo emplean más dinero público -y con la que está cayendo- para pagar "eventos" a empresas privadas. Y no solo eso, sino que a día de hoy, la -carísima- Ciutat de les Arts sigue sin tener, o eso dicen los hechos, el atractivo suficiente para atraer por sí sola las inversiones publicitarias privadas y empezar a generar algún beneficio. Ya les digo, me gustaría haberles contado otra cosa y mostrarme tan entusiasta como otros con el estreno, pero estaría faltando a la verdad. Pagamos, luego no seducimos.

Publicar un comentario