07 octubre 2008

Vistazos - 7 octubre

  • ¿Cómo se sabe que ha llegado la temporada de gripe a nuestro país? Porque siempre cae primero el mismo y ése avisa al resto. Lo sé porque "ése" es un servidor que se medio arrastra desde el pasado sábado sin trabajar al 100% ni descansar al 100%. Así, aunque no les he contado nada desde entonces, se me han amontonado algunos artículos en el escritorio que paso a comentarles.

  • "Monta un circo y te crecerán los enanos" apunta el dicho popular y no suele fallar. En el circo del conseller Font De Mora -montado alrededor de la ocurrencia de barra de bar de impartir Educación para la ciudadanía en inglés, pero sin dotar la idea de un presupuesto-, los últimos enanos en aparecer han sido los objetores de la asignatura, mentes inocentes que creyeron en la bondad del conseller (que les facilitaría la objeción montándoles una vía alternativa) y se han dado de bruces con la realidad: que el Consell no ha planteado nada para ampararles y hace ahora oídos sordos a la demanda de personal para atender a sus hijos (los objetores son los padres, no los niños, inocentes ellos). Ahora protestan no sólo contra el gobierno nacional, sino también contra el Consell, cuya dejadez pretenden llevar ante los tribunales. Y es que ya casi no queda nadie en el espectro ciudadano que no sepa que la jugada de Font de Mora no fue más que una fanfarronada a costa, eso sí, de la educación de los chavales (al respecto de todo el asunto les recomiendo la lectura del artículo de Soledad Gallego Díaz Fuera de lo que es lícito, que ya hace unos días citó Solet). Por cierto, ya se han programado la primeras concentracions de la FAPA contra el despropósito.

  • En otro orden de cosas, no quiero que se me pase por alto el hecho de que, tres años después de su primera inauguración (hubo dos), los valencianos que lo deseen podrán por fin visitar el Palau de les Arts. Ya saben, lo hemos pagado todos a escote, pero solo lo disfrutan unos miles (escasos) de privilegiados (el resto, por fuera). Será el próximo 11 de octubre cuando se produzca la primera jornada de puertas abiertas. Esta iniciativa se une a la de facilitar por primera vez el acceso gratuito de los valencianos a las instalaciones de la Ciudad de las Artes y de las Ciencias (tras haber recogido unas invitaciones) durante las jornadas de mañana miércoles y el jueves 9 de Octubre, día de la Comunitat. Un gesto del gobierno autonómico este último que, aunque llegue con retraso respecto a otros museos del país de similares características (caso del Guggenheim de Bilbao), además de justo, cabe agradecer.

  • De lo que se ha hablado mucho estos días, además de la crisis, es de las medidas que tomarán las diferentes administraciones para afrontarlas. En el caso valenciano, contrasta la actitud de la Generalitat, rebajando impuestos (de una manera no muy descabellada, cabe matizar), con la del Ayuntamiento de Valencia, que los sube indiscriminadamente y de nuevo incumpliendo sus promesas. A ver si se pensaban que las flores del puente de las ídem se ponen solas.

  • Y les dejo ya para abandonarme a mis fiebres, enlazándoles a una noticia que se dio a conocer el pasado viernes y que publicó con la relevancia que merece el diario ADN. Se trata del informe sobre transporte público y vida laboral realizado por La Caixa, que pone de relieve el hecho de que el transporte público en España sigue resultando más lento que el vehículo privado para ir a trabajar. En Valencia -se lo digo por experiencia propia- la diferencia es escandalosa, aunque se apunta a que en otras ciudades es peor. No obstante, a muy pocos parece interesarles este tipo de asuntos.


Publicar un comentario