14 octubre 2008

El Ayuntamiento de Valencia puede parecer bueno, pero es malo de narices

Sí, es como sus proyectos para el centro de la ciudad: que pretende que parezca que las calles sean peatonales, aunque lo cierto es que a la que uno se descuide se lo llevará un coche por delante, porque en la práctica seguirán circulando. Ejemplos hay de sobra, aunque el último lo brindaron hoy cuando presentaron el proyecto de remodelación de la Plaza de la Reina, que prevé eliminar el asfaltado de la plaza para que parezca peatonal, pero que -al menos en ninguno de los proyectos presentados- seguirá permitiendo que los vehículos de motor circulen por ella en mayor o menor medida. Oiga, que no pasa nada si quieren que los coches entren hasta en la sopa en el centro de la ciudad, al contrario de lo que se está llevando a cabo en los mejores centros históricos de Europa, pero no nos vendan la moto de la peatonalización, que tontos no somos. No todos, al menos.

ACTUALIZACIÓN (16 Octubre): Si quieren leer una opinión muy interesante -y más enriquecedora que la de un servidor- sobre el tema no dejen de visitar la entrada Calles de solo andar, del imprescindible Valencia caníbal, Valencia distinta. Y discúlpenme por mi ausencia. Les aseguró que aunque sea por un instante me asomaré en breve a animarles a ir este fin de semana a alguno de los actos de la décima edición de Cabanyal Portes Obertes.

Publicar un comentario