19 septiembre 2008

Otro día en el centro del universo

Tan solo unas semanas después de que se materializara en parte de la trama urbana de Valencia una carrera de Fórmula 1, justificada por el hecho de que hacerla en el circuito de Cheste porque "Cheste no es Valencia", anoche la cantante Madonna actuaba en el recinto del Circuito de Velocidad Ricardo Tormo, aunque en este caso lo hacía a todos los efectos en Valencia y no en Cheste. Se trataba indudablemente de un acontecimiento, porque jamás hasta la fecha "la ciudad" había acogido un concierto de estas dimensiones, pero exclusivamente por eso. Cada año Madrid, Barcelona y, en menor medida, otras capitales españolas albergan conciertos como éste y no pasa nada. Para "Valencia" era el primero. Eso es todo.

No obstante, cabe señalar que, para asistir al concierto en "su ciudad", miles de valencianos tuvieron que tomarse la tarde libre, pues cabía la posibilidad de que, como ya sucedió en otro concierto organizado en el mismo recinto de "Valencia", se quedaran atrapados en un atasco en la autopista y no llegaran más que a escucharlo desde sus vehículos. Por otro lado, también fueron miles los valencianos que, tras acabar el concierto a las 23:50 horas, no llegaron a sus domicilios hasta pasadas las 4 de la mañana (no quiero imaginarme el humor de los que vinieron de otras capitales), dado el atasco organizado a la conclusión del evento. Vamos, que el hecho de que se celebrara "en Valencia" no les ahorró ninguna de las molestias que han sufrido toda la vida para asistir a uno en Madrid (tomarse la tarde libre y regresar a las 4 a casa). Pese a todo ello, nada impedirá que hoy en los medios se multipliquen las palmadas en la espalda de nuestras autoridades y las expresiones de satisfacción por haber colocado por un día a "Valencia" en el centro de atención del planeta y de parte del universo. Enhorabuena.

Publicar un comentario