16 septiembre 2008

Los "autonomistas"

Desde hace unos días tengo ganas de que se produzca algún acto de kale borroka o violencia callejera. No me entiendan mal, no es que me apetezca que en Euskadi un puñado de descerebrados se lancen a la calle a causar daños y asustar al personal para tratar de conseguir de un modo tan despreciable imponer sus intereses de mayor autonomía o independencia del territorio en que viven. Yo eso lo repudio totalmente. Lo que tengo es curiosidad por ver cómo los medios españoles utilizan su nueva terminología para tratar a los causantes de los disturbios con fines territoriales y antidemocráticos. Como habrán visto, escuchado y leído en numerosos informativos en los últimos días, ahora sus autores ya no se llaman "vándalos", "violentos" o "terroristas", sino "autonomistas". Así al menos se está denominando en prácticamente todos los medios españoles a los violentos partidarios de la autonomía de las regiones más ricas de Bolivia, que pretenden tener la plena administración de sus recursos al margen del resto del país, pese a que recientemente perdieron con claridad el referéndum que confirmó a Evo Morales y a su política con la mayoría de votos de la población. Sorprendentemente, estos violentos están siendo tratados por los medios españoles con esta benévola terminología, por lo que será curioso apreciar ese cambio de actitud también respecto a los enemigos de la democracia dentro del territorio español.

Por otro lado, me llama la atención no haber escuchado (seguramente por un despiste mío) al presidente del gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, lanzar un mensaje de solidaridad a su colega Evo Morales, y una amenaza a los "autonomistas" de la zona oriental de Bolivia, asegurándoles que el Estado español nunca reconocería una región, por muy rica que fuera, que rompiera por su cuenta la integridad territorial del país sudamericano. Tampoco he escuchado, aunque seguro que la ha habido (ya ven, debo haberme despistado mucho), la declaración conjunta de los grandes partidos españoles para reconducir a los "autonomistas" y hablarles de lo buena que ha sido y es para un país como el nuestro, con desigualdades mucho menores de las que existen en Bolivia, la solidaridad entre las regiones. Finalmente, tampoco puedo citarles, aunque es impepinable que la ha habido, una llamada de Mariano Rajoy al presidente de Bolivia para disuadirle de lo que está tratando de hacer: dialogar con los violentos, perdón, con los autonomistas, de cara a lograr el cese de sus altercados. Si encuentran estas lógicas reacciones, a la vista de las constantes declaraciones de unos y otros en territorio español, me avisan.

En la foto superior -sacada de aquí- unos simpáticos "autonomistas" bolivianos invitando al gob¡erno legítimo y democrático al diálogo.

Publicar un comentario