24 septiembre 2008

Cuando la imagen se impone a la ética

Estamos acostumbrados a verlo todos los días. En la televisión se hace particularmente evidente (¿cuántas veces se nos ha "informado" de una persecución policial en particular y no de los centenares que se producen a diario en el mundo porque de ésta "disponemos de unas espectaculares imágenes?), pero el fenómeno no se reduce exclusivamente a ella. Si hay imágenes, hay noticia, y si no, a otra cosa, que pasan muchas en el mundo y no es lo mismo un accidente de autobús en Siria con 70 muertos, que uno en Argentina con 20, pero del que podemos tenemos una imagen de los cuerpos desfilando sobre las camillas.

Es un fenómeno éste, a mi entender, lamentable, pero lo tenemos más que asumido consciente -la minoría- o inconscientemente. pese a ello, el episodio al que hemos asistido hoy de la mano de la prensa española ha alcanzado un punto absolutamente denigrante. Y es que han sido pocos o ninguno (yo no sabría decirles uno, rectifíquenme en los comentarios) los medios de prensa y televisión estatales que, para hablar de la trágica matanza sucedida ayer en Finlandia en la que un estudiante acabó a tiros con la vida de nueve de sus compañeros y un profesor, no han empleado las imágenes que este grabó de sí mismo y colgó en internet para pasar a la posteridad (me suena haber llegado a ver al asesino silueteado en la portada de algún gratuito).

¿Cómo es posible que por el mero hecho de que el asesino grabara unas imágenes muy estéticas (en las que dispara su arma contra la cámara como si de una película americana se tratara) todos los medios las saquen? ¿No se dan cuenta de que con ello cumplen el deseo del asesino de pasar a la posteridad? ¿De que lanzan el mensaje para que otros descerebrados como él sigan el mismo camino? No me cabe la menor duda de que los directivos de los medios son conscientes de ello, pero no se les pasa por la cabeza dejar de emplear un material "tan bueno". Y me hacen sentir vergüenza de ver hasta dónde hemos llegado.

PD: Qué semejante tratamiento "informativo" se produzca tan solo dos días después del último asesinato de los desalmados que se hacen llamar ETA, o semanas después del trágico accidente de Barajas, produce aún más estupor. Me quedo sin palabras.

Publicar un comentario