13 agosto 2008

El Govern Balear levanta la alfombra

El verano, en la esfera nacional, está siendo relativamente pausado, aunque a mi parecer hay una noticia clave que no está siendo todo lo aireada que merecería. Se trata de la demostración de que, cuando desde una administración no se ponen trabas a la investigación, la corrupción acaba aflorando y llega a los tribunales. Lo estamos viendo en Baleares, donde un cambio de signo en el gobierno y las facilidades que está dando el nuevo para que se investigue, están sacando a la luz multitud de supuestas -es un decir que hay que decir- irregularidades y corruptelas ejercidas por los miembros y subordinados del expresidente popular Jaume Matas.

No es algo a despreciar, pues no son pocos los casos de cambios de gobierno en los que los nuevos equipos, que desde la oposición señalaban las tramas de sus predecesores, las olvidan u ocultan una vez en el poder para ser ahora sus beneficiarios. En Baleares por lo visto, el gobierno tripartito está levantando la alfombra, y no paran de salir bichos desde hace meses.

Cabe recordar, que Jaume Matas era uno de los pesos pesados del Partido Popular, y llegó a ser Ministro de Medio Ambiente en la segunda legislatura de José María Aznar, para después regresar (en un segundo mandato) a la presidencia del gobierno balear, donde lideraría una legislatura plagada de medidas que se tacharon, por parte de buena parte de la población, de atentar precisamente contra el medio ambiente de las islas. Esto, unido a la aparición de los primeros casos de supuesta corrupción, provocaron que el amigo de Zaplana (entablaron su amistad cuando coincidieron en Valencia estudiando Económicas) perdiera por los pelos la mayoría absoluta en las elecciones autonómicas de 2007, lo que porpició el acceso al poder del tripartito formado por PSOE/UM/Bloc. Sería entonces cuando Matas, a pesar del aprecio que se le mostraba desde el partido, decidió, para sorpresa de sus simpatizantes, dejarlo todo y salir rápidamente a los EEUU, donde trabaja actualmente para la empresa a la que, estando en el poder, concedió su proyecto estrella.

No obstante, a pesar de todos los indicios, para que todo el hedor ha debido haber en el poder un gobierno que facilitara la labor de la justicia para que esta se pusiera en marcha, lo que suscita más de un interrogante; empezando por el de cómo es posible que la fiscalía o la oposición no puedan acceder a los gastos de un gobierno y ponga en marcha, al primer indicio, toda la maquinaria judicial, que pone en duda la separación de poderes en el Estado; y acabando por el de cómo un partido político puede amparar en su sino a tanto sospechoso de corrupción sin que ningún afiliado limpio alce la más tímida protesta, lo que refrenda la deteriorada imagen de la clase política que tienen muchos ciudadanos de este país. Demasiados interrogantes para que el asunto, cuyas responsabilidades deberían ser aclaradas con firmeza para reforzar de cara a la población la limpieza y solidez de nuestras instituciones, sea tratado como un tema secundario en un verano, como siempre, falto de noticias de mayor enjundia en la esfera nacional.

PD: Por si tienen curiosidad, Cotizalia publicó recientemente un artículo en el que se da una relación de ex políticos vinculados ahora a la gran empresa.

Publicar un comentario