27 julio 2008

Vistazos - 27 julio

  • Se acaba la jornada y el fin de semana y no tengo muchas ganas de ponerme a escribir en estos momentos, pero quiero -antes de que las noticias del día desaparezcan superadas por las de nuevas ediciones- hacerme eco de cómo los medios locales y los nacionales han tratado la noticia de la inauguración del circuito urbano de Valencia. Porque lejos de lo que pueda parecer, tiene miga, y sirve para entender cómo funcionan algunas cosas en estas latitudes. No se preocupen, el análisis no requiere que me alargue mucho.

  • Lo primero que cabe señalar antes de entrar a ver en detalle lo que ha contado cada medio es aquello en lo que todos coinciden, y no es otra cosa que el hecho de que, atractiva o no, la prueba disputada este fin de semana era necesaria para poner a prueba tanto el funcionamiento del circuito como de las medidas de seguridad que se deberán aplicar en mayor medida cuando llegue la semana del Gran Premio. Lo segundo, que cualquiera que haya visto algún fragmento de la retransmisión televisada y se haya acercado por la zona habrá podido comprobar, es el escasísimo interés -las gradas estaban vacias y las calles adyacentes ofrecían un aspecto similar, con mucha menos afluencia que un domingo cualquiera- que ha despertado en los vecinos de la ciudad.

  • Con esas bases ahí las divergencias no son tampoco muy grandes (en la mayoría de los casos), pero las hay. Las Provincias es sin duda el periódico que ha recibido la inauguración con más entusiasmo, juntando los titulares de tintes épicos (Valencia pasa su primer examen, titulaba relacionando ciudad y circuito como si fueran lo mismo) con análisis que arrojan balances muy positivos a pesar de contradecir lo que los vecinos y telespectadores podían ver (Las primeras carreras en el circuito urbano atraen de nuevo a los valencianos al puerto). Cabe destacar en este sentido la fotografía que acompaña la noticia, tomada desde la única perspectiva posible que permitiera reunir a dos decenas de personas sin que se notara mucho -los milagros no existen- que el graderío estaba prácticamente vacío.

  • Una lectura positiva lanzan también Levante-EMV, y las ediciones valencianas de ABC y El Mundo, aunque en el aspecto técnico. El Circuito es bautizado con elogios de los pilotos titulaba El Mundo uno de sus artículos en su edición digital, mientras que ABC se repartía entre los datos técnicos y la inevitable cita al molt honorable (Camps destaca el valor estratégico de la Fórmula Uno). Levante-EMV optó también por esta línea (Un circuito que gusta a todos), aunque introdujo un pequeño destacado -casi testimonial- tratando las molestias que se han ocasionado a los vecinos (El ruido no es igual para todos es su título y lo pueden leer al final de la página enlazada). Nada que pueda irritar a organizadores e instituciones.

  • La edición valenciana de El País, como Las Provincias, mezcló en sus artículos los aspectos técnicos (El circuito se estrena con problemas, pero entusiasma a los pilotos), con las repercusiones sociales que ha tenido el evento, aunque su balance distaba mucho de la imagen idílica vendida por LP, poniendo de manifiesto tanto el descontento de los vecinos de la zona (El ruido espanta a los vecinos) como la negativa influencia que la prueba ha supuesto para los comercios de la zona, que a priori se suponían los primeros beneficiarios ("La Copa era mejor").

  • Finalmente, señalar que el estreno del circuito no se ganó, ni en unas fechas en que los medios suelen ir escasos de contenido, ni un pequeño espacio en las ediciones consultadas de los periódicos de tirada nacional (ABC, El Mundo, El País). No interesa.

  • Solo una cosa más, que me ha llamado la atención porque expresa lo que he sentido al ver un fragmento de la retransmisión televisada hoy en Canal 9 y Punt 2 (será interesante conocer los índices de audiencia que ha tenido). Se trata de unas declaraciones del piloto alicantino Adrián Vallés que recogía El País, que decían que el circuito valenciano "no tiene nada que ver con Montecarlo. Este es como un circuito permanente, aunque alrededor de la dársena". Eso es lo mismo que me pareció a mí. De urbano el circuito no tiene nada, no pasa por calles convencionales simplemente mejoradas, sino que es una mezcla de asfalto, cemento y hierros tan feo como cualquier otro. Ya veremos cuando llegue el GP de Europa. Igual otra realización televisiva hace magia.

Publicar un comentario