30 julio 2008

Ryanair vuela

Una de las informaciones de los últimos días que, por su extrañeza (que Fabra no salga de los juzgados o que siga sin encontrarse un juez para que lleve su caso -que huele que apesta- ya no es noticia), más me ha sorprendido, es la del inminente cese de operaciones -seguro, si nadie lo remedia- de Ryanair en el aeropuerto de Manises. Dice la operadora de vuelos de bajo coste, que no le resulta rentable situar una base en el aeropuerto más cercano a la capital valenciana, habida cuenta de los elevados precios que debe abonar para operar en ella. Sus responsables aseguran haber contactado con el Consell para tratar de llegar a un acuerdo de ayuda que hiciera más rentable a la compañía aérea el mantenimiento de las líneas que tienen llegada y salida en las bases valencianas, pero que éste hizo oídos sordos a sus peticiones; mientras que desde el gobierno autóctono niegan que ese contacto haya existido. Sea como fuere, lo cierto es que, de dejar de operar esta compañía en el aeropuerto, la ciudad vería reducido de un modo notable su número de visitantes, incrementado en los últimos años no por los "eventos" de coste millonario, sino por el hecho de haber entrado en el circuito de rutas internacionales de este tipo de operadoras. Cierto es, que el gobierno valenciano -y menos si se considera liberal- no debería financiar en ningún caso con fondos públicos los negocios privados, pero viendo que no faltan ejemplos recientes en este sentido (desde los más de 425.000 € para "subvencionar" los conciertos de Madonna y The Police, a los alrededor de 90 millones de euros empleados en fabricar un circuito en el que Valmor Sport organice una prueba de Fórmula 1), justificados además con la excusa de que favorecerían el turismo, ¿cómo se explica que no haya tratado de llegar a un entendimiento con una empresa que sí que influye y de un modo espectacular en el número de visitantes que tiene Valencia? ¿Por qué no se ha dado a conocer públicamente el montante de las subvenciones que pide la aerolínea para seguir operando en Valencia? ¿Harían sonrojar esas cifras al Consell si se compararan con otras? Uno, a estas alturas, ya no sabe qué pensar.

PD: Dicen los responsables de Ryanair que desde el Consell sí se han brindado ayudas a Airnostrum, una compañía que -cito de las declaraciones publicadas en Levante-EMV- "no ha proporcionado ningún crecimiento y pocas o ninguna conexiones internacionales a la región". Como suele suceder por aquí siempre que hay dinero de por medio, el asunto apesta.

Publicar un comentario