15 julio 2008

Camps empieza a dar miedo, a los empresarios

En medio de la delicada situación económica que atraviesa la economía occidental, agravada en España por haberse impulsado en parte por un modelo económico no competitivo como el de la construcción, el President de la Generalitat Valenciana se reunió ayer con los representantes de la Cierval, la patronal de la comunidad autónoma de que es responsable. La relación entre Francisco Camps y la patronal ha sido excelente en los últimos años, con un intercambio de favores mutuo que ha permitido a gobierno y empresarios campar a sus anchas en los tiempos de bonanza (desde el Consell se daba carta blanca a los empresarios y estos a cambio le hacían la campaña al PP, respaldando cada uno de sus pasos al tiempo que hacían el vacío más absoluto, cuando no directamente despreciaban, a cualquier otro partido). Sin embargo, ahora que han llegado las vacas flacas y que muestran su peor rostro en comunidades como la valenciana, que no sólo se han basado en parte su crecimiento en el ladrillo, sino que lo han hecho casi en exclusiva, los empresarios están alarmados y se dirigen al President, ya no como su colega de negocio, sino como el buen gestor que desde hace años nos han vendido que es y que debe demostrar ser.

Y empiezan a alucinar. Porque una cosa es que, cuando todo va viento en popa, uno lance mensajes ambiguos y falaces para apuntarse tantos que no le corresponden o que poco tienen que ver con una correcta gestión. Pero otra es que, cuando vienen mal dadas, uno siga diciendo bobadas y echando balones fuera, confiando en que ya arreglará otro el pato. Y eso es lo que contemplaron ayer los lideres de la Cierval cuando Camps, en lugar de tranquilizarles con las medidas que tienen preparadas para enderezar el rumbo de la economía valenciana, soltó perlas como que "este territorio tiene más posibilidades que nunca, estamos en mejor situación que nunca" o que ya no es "aquel territorio que miraba con miedo y acomplejado cualquier situación económica y social que se podía plantear"*. ¿Medidas? Pedir al gobierno central ampliar en mil millones de euros su capacidad de endeudamiento, o lo que es lo mismo, reconocer que, en el caso de que verdaderamente hubiera habido una gestión beneficiaria en la Comunitat, ésta ha dilapidado todos esos beneficios -¿en qué? ¿en tontadas?- y ahora no tiene nada para afrontar una posible recesión. Vamos, como Martinsa.

Viendo el panorama, el presidente de la Cierval, se vio obligado a realizar un pequeño pero muy significativo gesto: pedir a Camps que no se enfrente al gobierno central (lo que ha venido haciendo hasta ahora con su inestimable respaldo) y que, en cambio, trabaje codo con codo con él. Esto, viniendo de quien viene y teniendo en cuenta su punto de partida, supone un gran trecho. Mientras, los mayores afectados de la gestión económica en la Comunitat, los trabajadores, seguimos sin escuchar una sola explicación de por qué en el último año, solo un murciano tienen más posibilidades de engrosar las listas del paro que un valenciano. Se ve que lo que les pase a los ciudadanos de a pie nada tiene que ver con la "prosperidad".

* Lamento no disponer del audio de las declaraciones, porque son dignas de un festival del humor. Negro.

PD: Quizás a los de fuera les parezca insignificante lo que les he contado, pero para que se hagan una idea de lo importante de la tímida crítica de la patronal a Camps -y de la opacidad informativa que se vive en la Comunitat-, solo cabe señalar el hecho de que un diario como El Mundo no haya considerado la reunión como objeto de una noticia en su edición digital, o que el diario Las Provincias la haya arrinconado en lo más profundo de sus páginas de economía (en una noticia firmada por "Redacción" cuyo primer y segundo párrafos son dignos de servir de ejemplo de libro sobre cómo manipular y tergiversar la información). De Canal 9 no les digo nada, porque eso no hay quien lo digiera. Bueno sí, que una estudiante obtuvo ayer el doctorado con calificación sobresaliente cum laude con una investigación que pone de manifiesto el sesgo informativo de Canal 9 para favorecer los intereses del PP. Lean.

PD2: Solet, que hace ya unas semanas volvió a poner activo el imprescindible Malva-Rosa Connection, también tiene cosas que contar hoy del molt honorable. No dejen de visitarle.

Publicar un comentario