12 junio 2008

Daños colaterales

Horas después de que Fomento firmara la aplicación de un paquete de nuevas medidas para regular el mercado español del transporte con el 88% del sector, pero especialmente, después de que las fuerzas de seguridad empezaran a tomar medidas contra los camioneros que impedían el derecho al trabajo no solo de la mayoría de sus colegas, sino de millones de españoles, parece que la normalidad se va recuperando en los mercados y polígonos industriales del país. Sin embargo, los actos vandálicos organizados por estos individuos al principio de la semana han propiciado que ayer, algunas empresas empezaran a anunciar que se estaban "viendo obligadas" a realizar expedientes de regulación de empleo (ERE) debido a que carecían del material necesario para fabricar sus productos.

Estos expedientes solicitados por parte de las empresas -una especie de permiso a las autoridades para despedir de golpe a muchos empleados- , son admitidos por las autoridades con reticencias, pues suponen las pérdidas de muchos puestos de trabajo, por lo que deben estar muy justificados. Pues bien, algunas plantas de fabricación de automóviles del país y algunas empresas cerámicas -al menos en la provincia de Castellón- ya han anunciado que presentarán este tipo de expedientes debido a la falta de suministro generada por los paros ilegales de esta semana. Y a mí todo esto me genera una serie de interrogantes: ¿Llegarán estos ERE a buen puerto? ¿No les parece una casualidad que los soliciten precisamente empresas que se han beneficiado de la bonanza económica -automóvil, cerámica para la construcción- ahora que vienen mal dadas? Si el egoísmo de unos pocos camioneros puede dejar sin empleo a otros ciudadanos que seguramente trabajaban en peores condiciones que ellos, ¿se aplicará la ley con toda su firmeza contra los vándalos que han generado con su necedad estos daños colaterales*?


*A los que habría que sumar multitud de tiendas de minoristas, agricultores, etc.
Publicar un comentario