12 junio 2008

Camps es "catalanista"

Como lo oyen, el propio Francisco Camps firmó y en documento oficial -publicado este martes- que iba a potenciar "el conocimiento y uso de la lengua propia de la Comunitat Valenciana, valenciano según el Estatut d’Autonomia, académicamente catalán, atendiendo a su consolidación y plena normalización en toda la vida universitaria". Sí, la fórmula es rebuscada, pero por muchas vueltas que se le de acaba siendo lo mismo: el valenciano es catalán (vamos, tanto como que el español es castellano). "Pues vaya tontería que me salgas ahora con esto" pensará cualquier lector de fuera de la Comunitat. Efectivamente, es un hecho reconocido histórica y científicamente, pero es que por aquí determinados políticos todavía sacan muchos votos a costa de engañar a los más ignorantes (nadie que pueda acceder a la cultura es inocente de carecer de ella) con falacias identitarias como que el valenciano no es lo mismo que el catalán, una lengua que dicen, los vecinos del norte nos quieren hacer tragar.

Y claro, presionan a universidades y otras instituciones para que no convaliden títulos de Filología Catalana o no puedan llamar a la lengua por su nombre, y éstas les acaban llevando a juicio. Juicios que, como es también obvio, pierden siempre. El que ha obligado a Camps a publicar esa nota en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana es el que hace trece. Menudo listo está hecho el molt honorable, pero no por haberlo publicado (que él seguiría en sus trece como un mentecato), sino porque las costas de todos estos pleitos para engañar a sus votantes las pagamos entre todos. Los tontos, obviamente, somos los valencianos, que le seguimos dando cancha.

PD: Buena parte de culpa de la tontuna que arrastra el personal a este respecto es culpa de los medios de comunicación. Un ejemplo lo da la edición valenciana de 20 Minutos, que en su edición digital, publica junto a la noticia -ya de por sí tibia- una encuesta para que los lectores decidan si el valenciano es o no catalán. ¿Pero qué imbecilidad es esa? ¿Son los ciudadanos los que van a decidir también si el agua es o no H2O? A veces, por no enfadar a nadie, los medios atontan más a la gente.

Gracias Adolfo por recordarme el asunto.

Publicar un comentario