20 junio 2008

Aquí no se habla del congreso

Escribía hace unos días Íñigo Sáenz de Ugarte en su blog Guerra Eterna, un artículo sobre un reputado periodista norteamericano -Tim Russert- recientemente fallecido. Y, con el ánimo de mitigar las loas recibidas tras su deceso, describía su estilo periodismo político del siguiente modo:

"Centraba su atención en la política como enfrentamiento de personas y de partidos: quién va por delante en los sondeos, cómo es la estrategia política del candidato, cómo pueden perjudicarle determinadas revelaciones, etc. Eso siempre deja poco espacio a la política entendida como enfrentamiento ideológico: qué programa ofrece un candidato sobre sanidad, educación, medio ambiente... Su trabajo es perfecto para los que sienten un gran interés por la política, que reconozcámoslo puede llegar a ser muy adictiva, pero dudo de que sea un gran servicio para los ciudadanos."

Como ven, es una descripción que muy bien se podría aplicar a la que nos ofrecen nuestros medios de comunicación; cuanto más nos hablan de los debates por el poder en los partidos, de sus discusiones internas, menos lo hacen de lo que realmente nos es realmente útil a los ciudadanos, por muy d¡vertido que nos pueda parecer verlos pelearse. Por eso aquí no se hablará del congreso del PP de este fin de semana, ni apenas se ha escrito de sus trifulcas internas a nivel nacional o de las del PSOE en el ámbito valenciano. Porque no tienen ninguna utilidad para el ciudadano y sí en cambio para los partidos: la de marearnos. Que no les mareen.

Publicar un comentario