04 abril 2008

A raíz de la entrada de Los 25.000 alicantinos, me remite un lector a un artículo firmado por el hispanista Ian Gibson en El País, también al respecto de la actitud del alcalde de Alicante Luis Díaz Alperi y su equipo de gobierno, de impedir la creación de un monumento honrando y recordando a las miles de personas indefensas fusiladas en el puerto de la ciudad coincidiendo con el fin de la Guerra Civil. Su título es Vergüenza en Alicante (tampoco tiene desperdicio la reflexión que su texto despertó en un lector, y que pueden leer aquí).
Publicar un comentario