13 abril 2008

El 'embolao' Simpson

Las cotas de candidez de mis compatriotas, o las que algunos medios de comunicación creen que alcanzamos, nunca dejan de sorprenderme. El último ejemplo llega de la mano de una noticia que circula estos días por España y que muchos medios difunden tiñen de ironía con ánimo de retratar despectivamente Hugo Chávez, el presidente electo venezolano (se le puede llamar también "ex golpista", como algunos hacen a menudo, pero si hacemos memoria de lo que son "ex" nuestros políticos, muchos quedarían en muy mal lugar, de modo que nos ceñiremos a los hechos, que dicen que a Chávez la ha elegido democráticamente el pueblo venezolano). La noticia es que una comisión gubernamental, encargada de velar por los contenidos que se emiten en Venezuela en horario infantil, ha decidido que Los Simpson no eran una serie idónea para ese horario y han exigido que el canal privado que la emitía la retirara. Y ésta, al parecer, la ha sustituido por Los vigilantes de la playa -una serie vulgar que triunfó en España en horario también infantil-, sin que se haya producido queja alguna.

De ahí a que los medios españoles se lancen a la yugular de Chávez no ha faltado un segundo ("Homer Simpson contra Micht Buchannon. Hugo Chávez se ha quedado con los valores y principios promovidos por el segundo de ellos" decía la nota de Reuters, que la web de la Cadena Ser reproducía sin rubor), y era difícil no deducir leyendo según qué artículos -como el de Juan José Millás, hoy, totalmente penoso- que se trataba de una decisión tomada directamente por el presidente venezolano, que podría haber retirado la serie y elegido a su sustituta en pleno rapto de calentura, después de pensar un rato en las curvas de la neumática Pamela Anderson.

Pero lo más patético de todo, es que estos chascarrillos se lancen desde medios de comunicación que directa o indirectamente -a través de otras emisoras o publicaciones de sus mismas corporaciones mediáticas- manipulan a diario desde hace muchísimos años a los ciudadanos con programas o contenidos mediocres pudiendo optar por otros mejores. ¿O no sería mejor para nuestros jóvenes escuchar a Tote King que a Hombres G? ¿A Marea que a El Sueño de Morfeo? Por hablar sólo de música (los ejemplos son infinitos) y no de programas tan didácticos como "Sin tetas no hay paraíso", "Diarío de quien sea" y sus respectivos sucedáneos que se multiplican por la parrillas de casi todos los canales ocupando un espacio en que se podrían emitir contenidos mucho más valiosos.

No seamos tan hipócritas, señores de los medios españoles, y que la gente no sea tan boba, porque hay que serlo para engullirse semejante embolao. Si todo el tiempo que algunos grandes medios dedican a atacar a Chávez con argumentos fatuos lo dedicaran a informar de los problemas de Sudamérica y sus raíces, seguramente la gente dejaría de preguntarse por qué los pueblos sudamericanos eligen cada vez más presidentes en la línea del venezolano. Claro que de ese modo dejarían sus vergüenzas al descubierto. No lo esperen.

La foto es de "Los vigilantes de la playa", un programa estupendo para aprender anatomía básica.
Publicar un comentario