11 marzo 2008

Fallas again

Esto parece un déjà vu, pero no lo es. Ya lo comentó hace unas semanas Solet con motivo de la instalación de la nueva iluminación fallera en la Falla Sueca-Literato Azorín y que ha reeditado los problemas entre comisión y vecinos de todos los años. Problemas que de nuevo se han saldado con la victoria de la comisión, que también se ha visto reforzada con el premio de la Junta Central Fallera a la mejor iluminación de este año (vamos, que la mejor iluminación puede ser una que se pasa por el forro de ya saben dónde los derechos de los vecinos).

Hoy la prensa ha ofrecido una nueva muestra. El Ayuntamiento ha aprobado las instalación a lo largo de la ciudad de Valencia de 250 urinarios portátiles para satisfacer la demanda de los visitantes en la semana fallera. Una cifra que de nuevo contrasta -ya leímos la misma noticia el año pasado- con los 7.000 que se alquilaron y distribuyeron con motivo de la visita de los seguidores del Papa Benedicto XVI (seguramente, con más problemas de incontinencia que el ciudadano medio).

En Valencia los problemas no se solucionan. Simplemente, se olvidan. Pero no molesten a Rita, que bastante faena tiene presidiendo la mascletà.

Publicar un comentario