04 marzo 2008

El vagón de cola

Hoy han salido las cifras del paro y, como se venía avanzando desde hace semanas -no hacía falta ser Nostradamus para saberlo- el número de desempleados ha aumentado de nuevo en el país. Concretamente 53.406 ciudadanos han pasado a engrosar las colas del INEM el último mes. Es evidente que, a pesar de la recesión económica generalizada impulsada desde los EEUU, el gobierno de Zapatero no ha tomado ninguna medida drástica durante su legislatura para mitigar sus efectos en nuestro país. Cabe apuntarlo en su debe.

Sin embargo, ¿cabe achacarle toda la responsabilidad al gobierno central? Obviamente, no. La cifras conocidas hoy refrendan lo apuntado ya en meses anteriores, y es que una importantísima parte de los nuevos desempleados los aporta la Comunitat Valenciana. Concretamente 8.904 parados más. O lo que es lo mismo, la sexta parte del incremento. ¿Podemos eximir al gobierno autonómico del popular Francisco Camps de la culpa de ese incremento en la Comunitat y en el total del Estado? ¿Es que Camps sólo ejerce de President de los valencianos para programar millonarios campeonatos de vela para el disfrute de cuatro gatos? Efectivamente, no; el popular ha de velar para que la economía valenciana -usando terminología que conoce- "vaya bien", y la verdad es que va francamente mal.

Durante años ha promulgado que la Comunitat era la locomotora de España, y ciertamente lo fue. Cuando todas las comunidades autónomas apostaban por el ladrillo, la valenciana lo hacía aún más, sin pensar en el futuro, aprobando PAIs cuyos beneficios no se reinvertían en potenciar industrias que pudieran ser mas rentables a largo plazo -hay muchos huecos que tapar-; y claro, cuando el mercado de la construcción ha frenado en seco, la Comunitat ha pasado de ser la locomotora, a ser el vagón de cola. De la cola del paro (la que más parados aporta, por encima de la andaluza y la madrileña).

Pero los populares le ponen como ejemplo (en los dos "debates" ha puesto Rajoy como ejemplo a la Comunitat), por lo que sus medidas deben ser las que el PP tomaría en la misma situación que se extiende en menor medida al resto de España. ¿Y cuáles son? Pues hoy vienen en la prensa: dedicar los fondos de la Comunitat a promocionar VPO y hacer más PAIs. O lo que es lo mismo, cuando hay miles y miles de pisos sin vender en la Comunitat, gastarse el dinero que hace falta para educación -¡esos barracones!- o sanidad -¡la peor pública del país!- en construir más. Que no les falte el dinero a los constructores.

No sé cuántas veces he formulado ya esta pregunta, pero cabe hacerla una vez más: ¿Es ésta la alternativa del Partido Popular a la -por qué no decirlo- pasiva política económica del PSOE? La alternativa a la actual política económica, si creemos que es necesaria -también podemos sentarnos a esperar y ver como nuestra industria pierde competitividad año tras año y crece el número de desempleados- no pasa por el Partido Popular. Los tiempos en que los populares parecían buenos gestores económicos, quedaron muy atrás.

Hoy en la edición valenciana de Qué!

Publicar un comentario