16 enero 2008

Tanto monta

Y a mí qué. Qué hartazgo con las listas, con lo superficial, para no entrar en lo profundo. Gallardón no va por Madrid, ¿y qué? ¿Qué más dará que vaya o no el delfín de Fraga? ¿Cambiaría eso la política del Partido Popular? Hay quien quiere hacernos pensar que sí, pero realmente no es así. Si uno quiere derecha, pero no extrema, pues vota al PSOE, y si la quiere rancia y reaccionaria, pues al PP. Si quiere un partido que barra para casa, pues vota partidos nacionalistas de ámbito regional. Si quiere más solidaridad y mejores servicios públicos, pues vota a izquierdas. No es tan difícil, aunque hay quien todavía no lo entiende.

De las listas del PP lo único que lamento es que en Valencia no hayan presentado a Rita Barberá para el Congreso. Igual al probar Madrid ya se quedaba allí. Sólo por esa posibilidad, la de que no volviera, habría pensado en votar a los populares por primera vez en mi vida. Presentan en cambio a Estaban González Pons. Qué alegría también.

Por cierto, en la lista de Madrid no va Gallardón, pero sí Zaplana, al que los votantes del PP de aquí no quieren ver ni en pintura, aunque en su momento lo votaran en masa. "Es que aquella vez, con Zaplana, nos manipularon, pero eso con Camps ya no pasa", pensarán. O quizás es que no piensan. ¿En Madrid piensan?

Publicar un comentario