25 enero 2008

Nunca es tarde... "Desaparecida"

Servidor no sabe de todo, aunque es aficionado a muchas cosas. Una de ellas es seguir alguna de las series de televisión de ficción dramática que se han producido -y se siguen produciendo- en los últimos años y que han cambiado el concepto y el estilo narrativo de este formato televisivo. Los Soprano es el máximo exponente, pero hay más, como la popular Perdidos (aunque haya perdido el rumbo y cada vez se sostenga menos), la policial The Wire, o la original fusión de géneros de Dexter. También veo otras, como House, The Closer, e incluso algunas más insustanciales como Shark, que voy abandonando a medida que sus tramas se reproducen una y otra vez cambiando únicamente los actores secundarios.

Sin embargo, son las primeras las verdaderamente notables y originales. Series que por el cuidado con que están hechas, tanto a nivel de realización como de guión e interpretación, tienen cargas dramáticas notables. Les cuento todo esto porque, hasta hace bien poco, en España no se había producido ninguna ficción de ese tipo. Aquí todo eran comedias familiares de enredo, con poca profundidad y trama insustancial. Sin embargo, desde hace unos meses, TVE viene emitiendo una serie que se llama Patricia Marcos: Desaparecida, y he de confesarles que me parece sencillamente espectacular.

Ambientada en un pueblo español de tamaño medio, narra la desaparición de una joven, su investigación por parte de la Guardia Civil y el drama familiar que todo el asunto supone. Hay tensión, intriga y drama, pero, sobre todo, hay buenas interpretaciones y una excelente realización, que, sin inventar nada, tampoco nada tiene que envidiar a productos similares venidos de fuera.

Poco más les quiero contar, excepto que sí, que parece que está encarando ya el final de la investigación. No obstante, este apartado en el que de uvas a peras les hablo de libros, música o cualquier cosa que me parezca interesante, lo llamo "nunca esta tarde", y esta vez tampoco lo es. Yo mismo, incrédulo respecto al hecho de que en España se pudiera facturar algo así, pude engancharme en marcha gracias a un amable desconocido que colgó los episodios en la red. Si sus gustos se parecen algo a los míos, péguenle un vistazo. Les garantizo que vale la pena.

PD1: Si no la quieren ver entera, pueden ver este episodio especial con las claves del caso que se emitió este lunes antes de retomar la historia tras las Navidades. Yo no lo he visto, pero les recomiendo de todos modos, verla entera.

PD2: Una crítica de la serie hoy en Las Provincias.

Publicar un comentario